viernes, 3 de marzo de 2017

Ex-Yugoslavia


Un encuentro abstracto de diferentes espacios-tiempos, imágenes y entornos de algo que nos armamos en la lejanía, basados en lo incidental. Ex-Yugoslavia me presupone esto, un viaje un pantallazo de cierto lugar en el cual nunca estuve, veo los bocetos a mano de las ciudades trazados por lineas sonoras experimentales plagadas de colores cálidos. Tomando elementos del Krautrock y filtreos de electrónica espacial, sirven de base para cranear los siete temas del disco...abre "Introducción al paisajismo alterno" una mezcla de sampleos, ritmos que varían y un elemento orgánico que nos acompañara a lo largo de la obra. "Cuerda de suicidio eléctrica" tiene una cadencia repetitiva y simple que permite un corte para incorporar mas elementos haciendo de una canción dos tiempos definidos. Se me hace casi imposible mientras dejo sonar el disco, armar un puente con artistas experimentales de la ex Union Sovietica como Yuri Morozov o Igor Savin, es una idea concreta casi de concepto. En "Microdaysis" sobrevuela una sensación onírica en destellos y arreglos de sintetizadores, como el recuerdo de ver una proyección institucional en 16mm de lo que fue Sarajevo en los sesentas. Un dato, en el disco se usaron sampleos de un proyecto paralelo llamado Projekto Sendecida. Promediando aparece una suite de mas de 10 minutos "Yugoslavia", como el gran periplo de un cosmonauta atravesando diferentes estadios, el drama, la quietud, lo intangible, la elevacion, el logro final. Si alguna vez escuchaste un disco de synth pop Yugoslavo de los ochentas "Propedeutico de lógica" y "Andando en bici", chocando como siempre" te van a sonar a eso, una pista marcada por lo gris de historias sufridas. Cierra "La sintaxis del lagarto azul" el único tema que tiene letra, como dato, poniéndole fin a este disco de Lucas Maino y Pipo Molécula...Yugoslavia hoy ya no existe, pero su influencia anacrónica o inventada queda en el imaginario colectivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada